Conoce acerca del Queratocono

Conoce acerca del Queratocono

Autor: Dr. David Moreno

El queratocono es una enfermedad bilateral, progresiva y asimétrica de la córnea.

La córnea es la primera capa de la parte anterior del ojo, es un tejido transparente que tiene una curvatura que le confiere propiedades refractivas haciendo que la imagen que se perciben del ambiente puedan ser interiorizadas en el globo ocular; cuando hay una alteración de esta curvatura se genera el ASTIGMATISMO que hace que la imagen no tenga nitidez, siendo este uno de los síntomas cardinales de la enfermedad.

No se conoce la causa exacta de la enfermedad, pero la mecánica de esta alteración se da principalmente por una debilidad estructural de la córnea que puede ser congénita, o adquirida por compresión mecánica crónica, como sucede con el frote o rascado constante y prolongado de los ojos. La cornea entonces presenta una deformación que inicialmente no produce mayores síntomas, pero va progresando lentamente en ambos ojos de manera asimétrica; aparece generalmente en la adolescencia, pero también puede aparecer en la infancia (sobre todo en niños con alergia crónica) y con menor frecuencia en la edad de adulto joven; entre más joven aparezca mayor es la progresión.

Los síntomas son visión borrosa de uno o de ambos ojos que se va incrementando progresivamente en pacientes que previamente tenían buena visión o en personas que ya usaban anteojos que notan que con ellos ya no pueden ver bien como antes, y al realizar el control optométrico la formula cambia rápidamente en pocos meses aumentando el astigmatismo principalmente. El rascado o la alergia crónica no es un síntoma del queratocono, pero si debe ser tenido en cuenta pues es un factor mecánico es muy importante por el frote o rascado de los ojos que estimula al moldeamiento o deformidad de la córnea.

El diagnóstico se realiza inicialmente con el interrogatorio indagando por los síntomas anteriormente mencionados y con un examen en la lámpara de hendidura en la cual se observa la calidad del tejido corneal, su curvatura, transparencia y grosor para generar una sospecha o en casos avanzados confirmarlo; posteriormente se realiza un examen muy específico llamado TOPOGRAFIA CORNEAL DE ELEVACION TIPO PENTACAM, en el cual se estudia con mucho detalle toda la estructura anterior y posterior de la córnea para descartar o confirmar la sospecha generada.

Una vez realizado el diagnóstico se estadifica y según la clasificación se realiza el tratamiento, en los estadios iniciales y según la edad del paciente se plantea como PRIMERA INSTANCIA Y PRIORIDAD detener el avance de la enfermedad, para lo cual hoy en día se ha desarrollado la forma de realizar un entrecruzamiento de las fibras colágenas para dar más resistencia y dureza conocido como CROSS LINKING que es una terapia de combinación entre Riboflavina (vit B2) con la exposición a la LUZ UV generando una reacción química que endurece la córnea para evitar que se siga deformando, procedimiento que ya está comprobado que en pacientes jóvenes detiene la progresión; habiendo detenido el avance y consiguiendo la estabilidad del cono, se puede plantear diferentes formas para mejorar la visión con ayudas ópticas partiendo desde una corrección con anteojos, pasando por lentes de contacto que pueden se r rígidos o blandos o una mezcla de ambos, si con estos no se logra mejorar la visión o se presenta una intolerancia se plantea el siguiente escalón en las opciones quirúrgicas que serían los ANILLOS CORNEALES que se insertan dentro de la córnea para tratar de regularizar o equilibrar la curvatura asimétrica, adicionalmente se puede realizar inserción de lente intraocular para corregir defectos muy grandes como miopías o astigmatismos muy altos. En los estadios más avanzados cuando ya se han generado daños de la estructura y perdida de la transparencia la opción quirúrgica es el TRASPALNTE CORNEAL que si bien reemplaza el tejido dañado no funcional por un tejido transparente funcional, es una cirugía más compleja y con mayores riesgos. Todos estos tratamientos deben estar acompañados siempre del control de factores predisponentes como lo es la alergia crónica, que puede ser tratadas con gotas o según la severidad de la misma con tratamiento sistémico.

¡Si presentas alguno de los síntomas mencionados o tienes dudas, consúltanos!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *